Miles de accidentes de motocicletas ocurren en los EE.UU. cada año. En casos afortunados, sólo el vehículo y algunos bienes personales pueden estar parcialmente dañados o incluso intactos. Algunos accidentes son menores, y ambas partes pueden alejarse después de documentar adecuadamente lo sucedido.

Pero en el desafortunado caso de que experimentes un devastador accidente de moto, es importante no entrar en pánico. Saber qué medidas tomar después de un accidente es crucial para mantenerse seguro y proteger sus intereses en el calor del momento.

El paso más urgente para tomar después de un accidente de moto es buscar atención médica si es necesario. Determine la extensión de los daños y asegúrese de que ninguna de las partes necesite asistencia médica urgente. Tómese su tiempo y evalúe cómo se siente. En 2018, 3.463 personas en California murieron en accidentes de vehículos de motor y muchas más sufrieron lesiones graves. Las lesiones y las conmociones cerebrales pueden variar en gravedad, por lo que es importante ser positivo y no tener que ir al hospital. Como en cualquier situación, «más vale prevenir que curar» es una buena regla empírica. Si usted acumula cualquier gasto médico resultante de un accidente sin culpa, puede tener derecho a una compensación por los gastos de hospitalización, salarios perdidos y cualquier atención médica futura que se considere necesaria.

Si ha tenido un accidente de motocicleta, deténgase y póngase a salvo

Si no hay lesiones médicas apremiantes, lo primero que hay que hacer es parar. Mantener la calma y estar presente. Nunca abandone la escena del accidente, ni siquiera brevemente. Independientemente de lo insignificante que puedan parecer los daños, manténgase presente. Si abandona el lugar del accidente puede enfrentarse a sanciones penales, independientemente de la parte que haya tenido la culpa. Detenerse después de un accidente y documentar adecuadamente la situación es una obligación legal.

Detenerse implica moverse a un lugar seguro. Permanezca en el lugar del accidente pero asegúrese de tomar medidas para mantener a los demás en la carretera seguros. Si es posible, mantenga los faros encendidos y manténgase alejado del tráfico. Esto puede prevenir otros accidentes y asegurarse de que los demás conductores estén al tanto de lo que ha sucedido. Es inteligente mantener una linterna en la guantera, en caso de que el daño a su auto impida que sus faros funcionen.

Intercambie siempre información de contacto con la otra parte implicada. No admita ninguna falta y limite su conversación sobre lo que pasó. Documente el accidente lo mejor posible con fotos de los daños y las lesiones sufridas. Tome fotos bien iluminadas desde múltiples ángulos para demostrar cualquier daño hecho a su vehículo. Si hay alguna inclemencia del tiempo como nieve, hielo o lluvia torrencial, tome fotografías de cualquier condición que pudiera haber contribuido a que el accidente ocurriera. Tome fotografías de cualquier señal de calle que dicte la velocidad, como señales de límite de velocidad, señales para reducir la velocidad o incluso señales de zonas escolares.

Después de tomar las fotografías adecuadas, asegúrese de documentar los testimonios de los testigos oculares y recopilar cualquier información de contacto posible de los testigos en la escena. Cuanto más fiables sean los testimonios de los testigos, más fácil será demostrar la culpa de la otra parte en el tribunal.

Como en cualquier accidente de motocicleta, llame a la policía y presente una denuncia. Es mejor tener una documentación completa de los eventos para que pueda defender su inocencia en la corte. El equipo de abogados Sweet está acostumbrado a las muchas variables de los casos de accidentes de coche y motocicleta, y con un sólido conjunto de pruebas, puede ayudar a demostrar la responsabilidad de la otra parte en el tribunal.