En un caso de lesiones personales, una agresión se define técnicamente como un acto intencional que ha creado una expectativa razonable de contacto inminente y dañino. Una agresión cubre un amplio espectro de acciones amenazadoras, pero en términos generales, una agresión tiene lugar cuando es razonable creer que sufrirá daño físico o emocional debido al comportamiento amenazante de alguien.

A menudo, asalto y agresión son términos que se usan en las mismas situaciones e indistintamente. Sin embargo, así como alguien puede cometer un asalto sin agresión, alguien también puede cometer una agresión sin asalto. No debe tener lugar ningún toque o contacto físico que equivalga a una agresión en el estado de California. Los requisitos legales específicos varían según el estado, por lo que es importante hablar con un abogado que ejerza la abogacía en el lugar donde haya ocurrido el incidente.

Si este comportamiento amenazante tenía la intención de causar una creencia razonable de daño o contenido ofensivo, es posible que tenga un caso de agresión. Las palabras sin un acto violento que las acompañe no constituyen agresión. Pero si se lleva a cabo cualquier tipo de acto que lleve a la víctima a creer que el perpetrador es capaz de causar daño, esta situación probablemente pueda considerarse agresión criminal. Si ha sufrido una experiencia amenazante, es importante hablar con un abogado con experiencia en lesiones personales para analizar todos los aspectos de su caso. Si una situación amenazante puede etiquetarse como agresión, es posible que tenga derecho a una compensación. En Sweet Lawyers, nuestro equipo de abogados experimentados puede identificar elementos potenciales de agresión y defenderle contra el agresor en el juzgado.

Si es posible, siempre es buena idea recopilar cualquier evidencia en el lugar del asalto. Si hay testigos en el lugar, consiga información de contacto y relatos de testigos de lo sucedido. Tome fotografías de la escena del crimen o de cualquier arma que se haya utilizado. Cualquier evidencia válida puede ayudar a reforzar su caso en el juzgado.

¿Tengo un caso de lesiones personales por agresión?

Es importante tener en cuenta que una demanda por lesiones personales se considerará válida si la persona acusada de agresión tiene una razón legítima para actuar de la manera en que lo hizo, es decir, en defensa propia o en defensa de otros.

Si ha sufrido una agresión y ha sufrido daños económicos, incluyendo facturas médicas y pérdida de ingresos, esto puede recuperarse en un tribunal. Los daños no económicos, incluidos el dolor y el sufrimiento, siempre juegan un papel importante a la hora de determinar las implicaciones de la agresión para la víctima.

Muchas reclamaciones de lesiones personales están relacionadas con daños y lesiones accidentales, sin embargo, la agresión encaja en la categoría de lesiones personales. Si entra en contacto con alguien que representa una amenaza inminente de daño o resulta perjudicado por esa persona, es posible que tenga derecho a una compensación.

Incluso aunque sus daños económicos y emocionales por la agresión sean mínimos, es posible que tenga un caso que valga la pena defender. Si usted o un ser querido ha sufrido una lesión o angustia mental debido a una agresión, los abogados experimentados de Sweet Lawyers pueden ayudarlo.